1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

Antimicóticos

Los agentes antimicóticos son un grupo de medicamentos usados para el tratamiento de infecciones causadas por hongos.

Las enfermedades causadas por infecciones micóticas pueden afectar diferentes partes del cuerpo, por lo tanto, el paciente debe usar diferentes medicamentos antimicóticos dependiendo de su caso. Por ejemplo, el tratamiento puede realizarse tanto en la superficie (piel, uñas, genitales) como en los órganos internos (corazón, pulmones). Los medicamentos antifúngicos afectan la pared celular de los hongos provocando su muerte.

Los antimicóticos se utilizan para el tratamiento de infecciones por hongos pulmonares (pie de atleta), así como las infecciones por hongos potencialmente peligrosos (aspergilosis)

Para el tratamiento de infecciones cutáneas, el paciente debe usar una crema suave para el cuero cabelludo o un champú que contenga, por ejemplo, miconazol. Después de una semana aproximadamente, los síntomas empiezan a desaparecer, pero el tratamiento debe continuar durante al menos otras dos semanas más. La terbinafina se usa por vía oral durante varios meses para tratar eficazmente las infecciones de las uñas. El clotrimazol (crema o supositorio vaginal) se usa para la candidiasis. Si el paciente tiene candidiasis bucal, el fluconazol se administra por vía oral.

En caso de severas infecciones de los órganos internos, a los pacientes se les prescriben inyecciones, como la anfotericina B, y más tarde un ciclo de medicamentos antimicóticos orales.

La micosis (infecciones fúngicas de la piel) forma una parte importante de las enfermedades infecciosas, que no solo representan un problema médico sino también social, y tienen un efecto negativo en la calidad de vida del paciente. Las infecciones por hongos se caracterizan por la prevalencia de emergencia; tienen tendencia al curso crónico y resistencia incluso a los métodos de tratamiento más modernos. Al menos el 20% de la población mundial sufre de micosis, y en algunas regiones hay una mayor incidencia de micosis del pie (por ejemplo, microsporia, candidiasis, etc.). Las formas permanentes y generalizadas de infecciones fúngicas son a menudo un tipo de “marcador” de infecciones por VIH, por lo tanto, aumentan su función diagnóstica.

Todos los métodos para tratar las infecciones por hongos, tienen como objetivo eliminar las causas del hongo patógeno de forma directa o indirecta. La terapia causal es un enfoque eficaz para el tratamiento de infecciones fúngicas. Los tratamientos pueden ser locales (externos), cuando el medicamento se aplica en el área afectada. Un criterio importante para determinar la elección de un medicamento es el espectro de sus acciones.

Ahora los dermatólogos ofrecen sistemáticamente medios antimicóticos activos modernos. Con la introducción de la práctica de los antimicóticos sistémicos, los pacientes tienen una verdadera oportunidad de deshacerse de la onicomicosis. Hoy en día existe una amplia gama de estos medicamentos. Los médicos determinan la necesidad de tomar medicamentos, establecen el horario y la duración del tratamiento.

En la actualidad existen cinco agentes antifúngicos para uso oral: griseofulvina, ketoconazol, terbinafina, itraconazol y fluconazol.

Hoy en día, más y más hongos afectan no solo la piel y las membranas mucosas que contactan con el medio ambiente externo, sino también los órganos internos. Las infecciones secundarias causadas por hongos oportunistas (candidiasis y aspergilosis) son de gran importancia social. Provocan la debilitación del sistema inmunológico, contribuyen el uso de antibióticos, agentes antineoplásicos, agentes citotóxicos, corticosteroides y otros para tratarlos, así como para el tratamiento de infecciones fúngicas severas de la piel y antifúngicos de la membrana mucosa se utilizan como medicamentos para uso sistémico.

Los medicamentos más utilizados son los azoles. Se absorben muy bien desde el tracto gastrointestinal. Su biodisponibilidad relativa se puede organizar en serie: Itraconazol (40-60%)

Deja una respuesta
  Suscribir  
Notificar de